http://www.stockimagesphoto.com
http://www.andaluciafotos.com

Turismo de Andalucía > Noticias > Alojamientos > Restaurantes > Información > Viajes > Ocio > Fiestas

Libertad y emociones
Compartir   facebook  twitter   enviar a un amigo  


El Parlamento de Cataluña aprueba la prohibición de celebrar corridas de toros en su territorio, en un debate un pelín más corto que el proceso del "estatut", pero poco. Estaba cantado.

Quizá lo que no se imaginaban los propios parlamentarios era el seguimiento e impacto del debate, aprobación y prohibición que supone esta ley autonómica: Ciento veinte periodistas de todo el mundo -A parte del más de un centenar del propio "Estado"- cubrieron la noticia. Uno de los corresponsales de una agencia internacional de información comentaba que era la tercera noticia por importancia para su agencia en el día de ayer, después del accidente aéreo de Pakistán y las inundaciones en China. Casi nada.

Mientras tanto, otro periodista francés "alucinaba" con la decisión política, reconociendo que aunque en Francia se viene produciendo algún debate social sobre el asunto, nadie ha planteado la prohibición en sede parlamentaria. Fíjate, los franceses, tan educados, tan cultos, tan modernos y conservacionistas con el entorno, la naturaleza y el mundo animal...Con plazas muy importantes que ofrecen corridas de toros.

Análisis objetivo y equilibrado: Que Los toros son los animales mejor tratados y cuidados de la tierra, cuyo mantenimiento vital resulta el más caro posible para el hombre-ganadero. Que, casi con total seguridad, antes o después, la especie de toro bravo desaparecería si no existiera la lidia. Que a las corridas de toros u otros festejos taurinos acude el público libremente, sin que medie coacción alguna. Que la fiesta taurina también tiene una parte de motor económico y que proporciona puestos de trabajo y riqueza. Que hay una frontera entre las libertades y derechos fundamentales del ser humano y el concepto de protección de los animales.

Análisis objetivo y equilibrado: Que los toros bravos de lidia mueren en las plazas, después de recibir duros castigos, por una o varias estocadas. Que esos toros mueren en una lucha desigual frente a los hombres. Que hay una exhibición de sangre y sufrimiento animal en los festejos taurinos.

En lo que jamás podrá entrar ni salir ley alguna, decretazo, prohibición administrativa o golpe de autoridad es en las emociones, en los sentimientos de cada cual. Esos son propios e intocables. Cada uno los suyos.

Los míos, la emoción ante el toro bravo en el campo, majestuoso, libre, único, bello; El respeto ante un paseillo como mandan los cánones, con esa liturgia que me encanta; El corazón encogido y la respiración contenida al contemplar un quite, una faena poderosa y artística; Los clarines, el aroma del albero y la respiración cercana del animal combativo.

Esos son los míos, mis sentimientos, que no he elegido ni tan siquiera razonado. Y es lo único que no me podrán prohibir.

© Andalucia de Viaje 2017
17 de octubre de 2017

Noticias de Andalucía :: Turismo de Andalucía :: Alojamientos en Andalucía :: Fiestas de Andalucía :: Playas de Andalucía :: Restaurantes en Andalucía :: Gastonomía de Andalucía
Rutas por Andalucía :: Turismo Rural en Andalucía

77

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido!