http://www.stockimagesphoto.com
http://www.andaluciafotos.com

Turismo de Andalucía > Noticias > Alojamientos > Restaurantes > Información > Viajes > Ocio > Fiestas

Mi primo José María se ha rescatado
Compartir   facebook  twitter   enviar a un amigo  


Su madre, que es mi tía, dice que son las cosas de José María, que se le pasará. Yo no lo tengo tan claro, más bien colijo que está poseído, y no es pasajero. Mi primo ha decidido intervenirse a sí mismo y se ha acantonado en un apartahotel de la Costa del Sol, delante del mar, con la mirada perdida y contando las olas.

Sin perder de vista el horizonte, abarloado junto a su sombra, aproado hacia el Estrecho, José María dice que él no va a ser menos que la Comunidad de Murcia, y que por eso ha decidido rescatarse, aunque tampoco tiene las guías y fiscalización de hombres de negro ni de la troika comunitaria. Está perdido.

Un triunfador este primo mío. Brillante estudiante en la Universidad internacional de Albacete, con master en la de La Rioja. Altísimo ejecutivo, lo atropelló un ere que venía camuflado, con nocturnidad y sin despecho. Antes se comió el mundo a cachitos, con aficiones extravagantes que le llenaban la vida, como su obsesión por aterrizar o despegar en todos los aeropuertos de España. Jura que también en los de Burgos y Ciudad Real. Yo creo que delira.

Amante de la tecnología, sus pequeñas Claudia y Alejandra, de nueve meses y dos años, tienen cada una de ellas un arsenal de pspes, pleis y juegos de inversiones bursátiles para menores. Mi primo colecciona tablets y su mujer, soledades. Ella ni gesticulaba cuando José María le contaba eufórico que había ganado en la bolsa no sé cuántas mil, porque José María también fue broker sub 21.

De los tres apartamentos comprados en Marina D´or, ciudad de vacaciones, no le quedan ni los recuerdos. Al menos mi tía le frenó cuando todo decidido quiso señalar seis pisos en Seseña, la ciudad fantasma del pocero, que no tenía aeropuerto.

Esta mañana, José María mascullaba que lleva contadas nueve millones cuatrocientas setenta y cuatro mil novecientas cincuenta y dos olas. Casi la misma cantidad que estuvo a punto de ganar en un fallido pelotazo urbanístico junto a su suegro y dos concejales.

Ahora su plan es a corto: Ha pagado un mes por adelantado en el hotel de Torremolinos, gracias a una previsión que escondió debajo de una loseta, un día de nostalgia. Cuando se le acabe, entregará en recepción sus acciones preferentes de Bankia y se declarará oficialmente intervenido.

Mi primo José María dice que no tiene miedo a que le rescaten desde Bruselas o la Conchinchina. Sólo quiere seguir contando olas.

© Andalucia de Viaje 2017
29 de marzo de 2017

Noticias de Andalucía :: Turismo de Andalucía :: Alojamientos en Andalucía :: Fiestas de Andalucía :: Playas de Andalucía :: Restaurantes en Andalucía :: Gastonomía de Andalucía
Rutas por Andalucía :: Turismo Rural en Andalucía

102

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido!