http://www.stockimagesphoto.com
http://www.andaluciafotos.com

Turismo de Andalucía > Noticias > Alojamientos > Restaurantes > Información > Viajes > Ocio > Fiestas

La Casa Natal de Picasso ofrece una exposición con variaciones sobre un mismo tema

Redacción | 28-02-2012 | Compartir  facebook   twitter   enviar a un amigo  

Los experimentos con las formas que realizó Pablo Picasso en diferentes obras sobre un mismo tema, se recogen a partir de hoy en la exposición "Picasso: Variaciones. Obra gráfica,1945-1962". Se trata de una selección de 55 piezas de fondos propios que albergará las salas de la Casa Natal y de la Plaza de la Merced, 13 hasta el próximo 10 de junio.

Francisco de la Torre, Damián Caneda y José Mª Luna
Las obras, repartidas en diez secciones, simbolizan los experimentos con las formas que el pintor malagueño sometió a sus modelos, sujetos a continuos cambios y alteraciones que ponen de manifiesto su carácter inquieto y nunca satisfecho. Esta muestra quiere ser el reflejo de esa faceta de Picasso a través de los cambios y las permanencias, que en su dinámica se convierten en variaciones, en la obra gráfica propiedad de la Fundación. A través de un tema principal, que se mantiene en cada uno de los grabados, se seguirá a Picasso en su labor de experimentación y composición visual. La muestra, que cuenta con el patrocinio de Construcciones Vera, permanecerá abierta hasta el 10 de junio en horario de 9:30 a 20:00 de lunes a domingos, festivos cerrados.

La sala de la Casa Natal acogerá cuatro secciones: "Figura estilizada"; "La mujer sentada"; "Mujeres de Argel"; y "La lechuza". Por su parte, las seis restantes se encontrarán en la sala de la Plaza de la Merced, 13: "La partida del caballero"; "Grupo de familia"; "Retratos de Françoise"; "Françoise, Claude y Paloma"; "David y Bethsabé"; y "Naturalezas muertas". Todas estas secciones reflejan la idea que el artista tenía sobre la experimentación, una idea que según Picasso "es un punto de partida, y nada más. Si uno se pone a pensar en ella se transforma en otra cosa. Si pienso mucho en algo, descubro que siempre lo tenía ya completo en mi mente. ¿Cómo, pues, cabe esperar que continúe interesado en ello? Si insisto se convierte en algo diferente, porque algo diferente interviene en el proceso. Por lo que a mí se refiere, en cualquier caso, mi idea original ya no me interesa más, pues mientras la estoy realizando pienso en otra cosa. Lo importante es crear. Sólo eso importa; la creación lo es todo".

SECCIONES DE LA EXPOSICIÓN EN LA CASA NATAL

FIGURA ESTILIZADA
La "Figura estilizada" es una sección donde la línea curva y los planos de color dictan a tres retratos de Françoise. Los rombos de Arlequín y la lágrima de Pierrot, personajes de la Commedia dell"Arte que Picasso bien conocía, se combinan en los tres retratos frontales que son a la vez un ejercicio de estilo en el que la luz y la sombra, la línea y el volumen, se armonizan a través del riesgo y del equilibrio.
La exposición estará abierta al público hasta el 10 de junio
La exposición estará abierta al público hasta el 10 de junio
LA MUJER SENTADA
En la sección de "La mujer sentada", la militancia del pintor malagueño en el movimiento pacifista internacional, tras lI Guerra Mundial, está en la base de los retratos de Françoise Gilot en un sillón. La participación del artista en el Congreso de Intelectuales por la Paz celebrado en Polonia en 1948 trajo a la vez la necesidad de Picasso de congraciarse con su compañera y el regalo de ésta de un abrigo polaco. Esta prenda, con adornos bordados, es la que luce en las obras de esta selección de la serie de grabados en los que las grandes mangas de la prenda se mantienen como constantes mientras las facciones de la mujer amada se prestan a notorias variaciones.

MUJERES DE ARGEL
En la sección "Mujeres de Argel", tras la muerte de Henri Matisse, su rival y amigo, en noviembre de 1954, Picasso se lamentaba: “Matisse ha muerto y me ha dejado su odalisca”. Esas esclavas de los harenes no tardarán en comparecer en la obra del artista, recreadas esta vez a partir de la pintura “Las mujeres de Argel” del romántico Delacroix. Lo que en el siglo XIX fueron las tres esposas del dueño de una casa, observadas en el interior de una habitación, en Picasso se convierten primero en líneas blancas sobre fondo negro para ir concretándose en volúmenes audaces con un creciente enriquecimiento del dibujo y del modelado en una creciente manifestación de, a la vez, sensualidad y recato.

LA LECHUZA
La sección "La lechuza" simboliza el regalo que el fotógrafo Michel Sima hizo a Picasso en 1946: una lechuza que había encontrado herida. Acogida por el artista, pasó a protagonizar pinturas, dibujos y grabados. Así comparece sobre una silla contra el fondo de una ventana, en enero de 1947; sirve como fuente para una imagen monumental en 1948, ornada por líneas audaces y contra un fondo negro que realza la contundencia de la imagen, y finalmente comparece, como memoria y secreto homenaje junto a una flor, en el diseño para un cartel en 1956.

SECCIONES EN LA PLAZA DE LA MERCED Nº 13

LA PARTIDA DEL CABALLERO
La sección conocida como "La partida del caballero" constituye un caso especial dentro de la producción gráfica de Picasso por lo peculiar de su temática: la aparente partida, no se sabe bien si hacia un torneo, la guerra o incluso las Cruzadas, de un caballero medieval acompañado por su paje mientras, dependiendo de unos grabados u otros, se les muestra en un paisaje urbano en el que la marcha es contemplada por una mujer y unos jóvenes. El tema de la caballería, y más cuando se trata de tantas variantes sobre un mismo sujeto, es verdaderamente inusual en la obra picassiana. Una historieta, la influencia del cine e incluso los acontecimientos de la Guerra de Corea pueden estar en la base de estas imágenes que componen la sección.

GRUPO DE FAMILIA

"Grupo de familia" es una sección donde el recuerdo del ambiente familiar del siglo XIX en el que nació y pasó las dos primeras décadas de vida puede estar en la base de esta rareza. Esta sección está compuesta por cinco retratos de familia y que a la vez pueden ser el eco de añejas lecturas costumbrista tras los que anida un sutil homenaje a los retratos de uno de sus artistas favoritos, el francés Ingres. En un interior apenas sugerido por sombras o mobiliario, y retratando a personajes cuyo número oscila entre cuatro y seis, el trazo se libera o se hace detallista en el modelado, opta por la ligereza esquemática, casi caricaturesca, u opta por un realismo de pretensiones psicológicas. Esta serie, realizada en sólo dos fechas de 1962, permite conocer mejor la versatilidad asombrosa de Picasso.

RETRATOS DE FRANÇOISE
La sección "Retratos de Françoise" ofrece una serie de retratos de la compañera de Picasso durante una década y madre de sus dos últimos hijos. Convertida en modelo y musa, esta selección de obras están unidas por la frontalidad y el protagonismo de las sombras. Entre 1945 y 1947, el rostro sereno de Françoise, la mujer-flor, enmarcado en una cabellera frondosa, interroga desde la calma y plantea el enigma de la belleza y el equilibrio.

FRANÇOISE, CLAUDE Y PALOMA

La sección "Françoise, Claude y Paloma" recoge la faceta de Picasso como padre, y el cariño intenso que dedicó a sus hijos. Este sentimiento se percibe en las obras que componen esta selección en las que posan para él su penúltima compañera, Françoise Gilot. Claude, nacido en 1947, y Paloma, nacida en 1949, acompañan a su madre que lee. Las escenas que los reúnen juegan con las convenciones de la representación, entre el respeto por las formas tradicionales en la litografía en la que Claude monta en bicicleta hasta las dos propuestas en las que el procedimiento de la distorsión surrealista se combina con la tentación cubista por las formas geométricas. Como complemento, las formas nuevas y las tradicionales vuelven a combinarse en los dos retratos que en 1952 dedica a Paloma, plenos de energía y elegancia.

DAVID Y BETHSABÉ

"David y Bethsabé" es una sección donde un pasaje del Antiguo Testamento inspira a Lucas Cranach el Viejo en el Renacimiento (y a Rubens y Rembrandt en el Barroco), que a su vez en 1947 lleva a Picasso a realizar una serie de grabados en los que Bethsabé es observada, desde una terraza, por el rey David. Desde los primeros estados en los que las formas se muestran acordes con los modos tradicionales de representación, se llega a una formulación final en el que la geometría y la distorsión, ambas al servicio de la libertad, imponen sus normas sobre fondo negro.

NATURALEZAS MUERTAS
En la sección "Naturalezas muertas" se encuentra piezas de muy diversa factura, y un mismo tema, que integran lo que en términos musicales se podría llamar suite sinfónica. Bajo el género de la naturaleza muerta o bodegón, se albergan representaciones de voluntad aparentemente realista como las dos imágenes de “Naturaleza muerta con frutero”, de 1945, propuestas que se basan en la geometrización, la transparencia y el color, como los dos ejemplos de 1946, las tres obras de 1947 que optan por las sombras, los perfiles contundentes o el color o los grabados de 1947-1948 en los que un florero y una jarra, compartiendo el mismo espíritu, dan el máximo protagonismo a la técnica de la aguada.
SECCIONES EN LA PLAZA DE LA MERCED Nº 13

LA PARTIDA DEL CABALLERO
La sección conocida como "La partida del caballero" constituye un caso especial dentro de la producción gráfica de Picasso por lo peculiar de su temática: la aparente partida, no se sabe bien si hacia un torneo, la guerra o incluso las Cruzadas, de un caballero medieval acompañado por su paje mientras, dependiendo de unos grabados u otros, se les muestra en un paisaje urbano en el que la marcha es contemplada por una mujer y unos jóvenes. El tema de la caballería, y más cuando se trata de tantas variantes sobre un mismo sujeto, es verdaderamente inusual en la obra picassiana. Una historieta, la influencia del cine e incluso los acontecimientos de la Guerra de Corea pueden estar en la base de estas imágenes que componen la sección.

GRUPO DE FAMILIA

"Grupo de familia" es una sección donde el recuerdo del ambiente familiar del siglo XIX en el que nació y pasó las dos primeras décadas de vida puede estar en la base de esta rareza. Esta sección está compuesta por cinco retratos de familia y que a la vez pueden ser el eco de añejas lecturas costumbrista tras los que anida un sutil homenaje a los retratos de uno de sus artistas favoritos, el francés Ingres. En un interior apenas sugerido por sombras o mobiliario, y retratando a personajes cuyo número oscila entre cuatro y seis, el trazo se libera o se hace detallista en el modelado, opta por la ligereza esquemática, casi caricaturesca, u opta por un realismo de pretensiones psicológicas. Esta serie, realizada en sólo dos fechas de 1962, permite conocer mejor la versatilidad asombrosa de Picasso.

RETRATOS DE FRANÇOISE
La sección "Retratos de Françoise" ofrece una serie de retratos de la compañera de Picasso durante una década y madre de sus dos últimos hijos. Convertida en modelo y musa, esta selección de obras están unidas por la frontalidad y el protagonismo de las sombras. Entre 1945 y 1947, el rostro sereno de Françoise, la mujer-flor, enmarcado en una cabellera frondosa, interroga desde la calma y plantea el enigma de la belleza y el equilibrio.

FRANÇOISE, CLAUDE Y PALOMA

La sección "Françoise, Claude y Paloma" recoge la faceta de Picasso como padre, y el cariño intenso que dedicó a sus hijos. Este sentimiento se percibe en las obras que componen esta selección en las que posan para él su penúltima compañera, Françoise Gilot. Claude, nacido en 1947, y Paloma, nacida en 1949, acompañan a su madre que lee. Las escenas que los reúnen juegan con las convenciones de la representación, entre el respeto por las formas tradicionales en la litografía en la que Claude monta en bicicleta hasta las dos propuestas en las que el procedimiento de la distorsión surrealista se combina con la tentación cubista por las formas geométricas. Como complemento, las formas nuevas y las tradicionales vuelven a combinarse en los dos retratos que en 1952 dedica a Paloma, plenos de energía y elegancia.

DAVID Y BETHSABÉ

"David y Bethsabé" es una sección donde un pasaje del Antiguo Testamento inspira a Lucas Cranach el Viejo en el Renacimiento (y a Rubens y Rembrandt en el Barroco), que a su vez en 1947 lleva a Picasso a realizar una serie de grabados en los que Bethsabé es observada, desde una terraza, por el rey David. Desde los primeros estados en los que las formas se muestran acordes con los modos tradicionales de representación, se llega a una formulación final en el que la geometría y la distorsión, ambas al servicio de la libertad, imponen sus normas sobre fondo negro.

NATURALEZAS MUERTAS
En la sección "Naturalezas muertas" se encuentra piezas de muy diversa factura, y un mismo tema, que integran lo que en términos musicales se podría llamar suite sinfónica. Bajo el género de la naturaleza muerta o bodegón, se albergan representaciones de voluntad aparentemente realista como las dos imágenes de “Naturaleza muerta con frutero”, de 1945, propuestas que se basan en la geometrización, la transparencia y el color, como los dos ejemplos de 1946, las tres obras de 1947 que optan por las sombras, los perfiles contundentes o el color o los grabados de 1947-1948 en los que un florero y una jarra, compartiendo el mismo espíritu, dan el máximo protagonismo a la técnica de la aguada.

© Andalucia de Viaje 2017
30 de marzo de 2017

Noticias de Andalucía :: Turismo de Andalucía :: Alojamientos en Andalucía :: Fiestas de Andalucía :: Playas de Andalucía :: Restaurantes en Andalucía :: Gastonomía de Andalucía
Rutas por Andalucía :: Turismo Rural en Andalucía

78

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido!